De Ríos y de Truchas. Y de Pesca a Mosca. Y de amigos mosqueros.

Aquí se plasmarán todas esas ideas, sensaciones y vivencias de un pescador a mosca y de su grupo de compañeros.

Su finalidad es tratar de inculcar que la pesca a mosca puede llegar a ser una forma de vida.

Páginas

Competición NO..... Gracias.

jueves, 19 de marzo de 2015

AGUAS PARADAS EL GRAN DESAFIO... APUNTES...

 
     Es cierto, me gusta ir contracorriente. 
 
Cuando todos buscamos una gran cifra de capturas yo busco la captura determinada, ni siquiera la captura de trucha tamaña, sino la captura que, por un compendio de motivos y sensaciones satisfagan mi prurito personal.
 
Algo parecido ocurre con éste blog que baila al son del compas que me apetece, unas veces son montajes, otras relatos de pesca y otras algo tan sencillo como ver como un querido sauce se viste o despoja de hojas según las estaciones.

 
clip_image002


Tal es así que, cuando estamos próximos a comenzar temporadas de pesca incluso algunos ya lo habréis echo, pescando en ríos ampulosos y briosos de aguas donde moscas atractoras y pescando al agua es lo vulgo, yo recordaba jornadas de pesca en aguas lentas y cristalinas con la dispar de sensaciones que produce dicha pesca.
 
Y como no soy sino aprendiz en dichas lides, anime a mi maestro a pertrecharse de pergamino y pluma y pergeñara algún asomo de cómo debemos afrontar tal tipo de pesca.
 
Tuvieron que agruparse bravas borrascas a su alrededor que le impidieran posar moscas por aguas Patagónicas para decidirse al fin ha hacerlo.
 
Tal cual me llega, allende océanos, os hago participe de ello. Ni quito ni pongo acento...

 
-------------------------------------------------------------------------------------------


        La pesca en tablas lentas a mosca seca
 
clip_image004
        
  
Me ha pedido nuestro amigo Paco, que escriba algo sobre la pesca en aguas lentas.

Para mí, la pesca en tablas lentas es la que más me gusta; debido a su grado de complicación.

Por una parte, la aproximación a las truchas es más complicada, pues gracias a ese extraño sentido que tienen que es la línea lateral, pueden detectar vibraciones inoportunas.

También su vista juega en nuestra contra.

Además, el más mínimo ruido las pone en alerta.

Lo cual nos lleva a veces a tener que hacer lances muy largos y delicados, no digamos nada si además se mueve algo de viento.

Otro factor que influye es el tiempo que tienen para analizar nuestra artificial, que además no es distorsionada por ninguna corriente.


clip_image006


En determinados ríos como el Tajo, todas estos contratiempos hacen que pescar estas tablas sea una bonita manera de buscar “el bolo”.

Debemos pensar que podemos hacer para aliviar todos estos compromisos.


clip_image008


En realidad es sencillo, debemos extremar todos los cuidados que tomamos en aguas más movidas.

Tal vez el primer punto a tener en cuenta es que pescar al agua este tipo de tablas con muchísima frecuencia es infructuoso.

Por lo cual es recomendable pescar a trucha vista o mejor aún sobre cebada.

Un vez localizado el pez, lo que requiere una gran paciencia, es fundamental acercarse con mucho sigilo y precaución.

¿Hasta qué distancia?

Sólo  vuestra experiencia, hará que valoréis los diferentes factores y sepáis hasta donde podéis acercaros.

Por norma general cuanta más cantidad de luz, mayor distancia de lance.

Por el contrario, a la caída de la tarde podréis acercaros hasta distancias increíbles.


clip_image010


Sobre la posada de la mosca hay que decir que debe ser extraordinariamente suave.

Magnificar todos los gestos del posado pueden ayudar.

También alargar la longitud de colas de rata, “leaders”, y bajos de línea, “tippets”.

Contrariamente a la mayoría de los pescadores, yo suelo usar bajos un poco gruesos, para mí la deportividad es darle a la trucha la máxima posibilidad de supervivencia.

La sacadera, así como usar el bajo de línea más grueso posible  aumentan mucho sus posibilidades de seguir con vida.

Por supuesto, no debemos olvidar que el tamaño de la mosca que pongamos debe estar de alguna manera proporcionado con el grosor del bajo de línea.

Sobre si se ve más un bajo engrasado que uno sin engrasar o viceversa, no tengo ninguna opinión fundada.


clip_image012


Algo a lo que bastantes pescadores no dan la suficiente importancia, es la  extracción de mosca y línea del agua para hacer un nuevo lance.

Debe ser tan suave y silencioso como sea posible.

En cierta ocasión, pescando con cierto compañero, estaba una trucha cebándose en una tabla más que lenta, y tras quedarse corto en el primer o segundo lance arrancó la línea y la mosca del agua con tal ardor, que la trucha dio en espantarse, lógicamente.

Tras decirle que esa trucha ya no estaba, nuestro amigo porfió un buen rato, hasta que tuvo que reconocer, que en ese tipo de tablas, y en todos los sitios en general, una arrancada delicada es fundamental.


clip_image014


En cuanto a las moscas, hay moscas que están pensadas para aguas rápidas, por ejemplo, todas las Wulff, la humpy, los tricópteros en pelo de ciervo, etc. Mientras que otras están pensadas para aguas  lentas o paradas.

En general, las moscas para este tipo de aguas se necesitan moscas menos vestidas, es decir; con menos vueltas de “hackle”, en caso de llevarlo.


IMGP3274 


En esta agua tan tranquilas, yo utilizo mucho “ninfas flotantes” que se ven perfectamente gracias a su bola de “dubbing”.

A veces también “stillborn” o nacidas muertas.

Podéis también, utilizar “hackles” blandos, culo de pato, perdiz húngara, becada, etc.

También determinados pelos montados en dubbing trenzado, pueden seros de gran ayuda.


IMGP4273


Pero tanto si utilizáis unas cosas u otras, insisto, no deis más de tres vueltas, pues en esta agua, la mosca flota mejor y más natural así.

Debéis tener en cuenta, que muchos de los macroinvertebrados son diferentes en aguas rápidas y en aguas lentas.

Tened mucho cuidado con los dípteros, pues no siempre son fáciles de ver.


clip_image016


Por último, comentaros que en aguas distintas de las españolas, el comportamiento de las truchas es bien diferente, especialmente en los lagos y lagunas del cono sur

En los que las truchas son menos relamidas capturando insectos en superficie.

En estos lagos las truchas siguen recorridos, y hay que adivinar la trayectoria y lanzar tres o cuatro metros por delante.

Realmente, hay que templar bien los nervios, dada el tamaño de los animalitos.

A mí me ha pasado, ver una aceleración increíble hasta unos dos o tres centímetros de la mosca, en que se produce una parada espectacular, no daba crédito a como se había parado, quedarse mirando la mosca unos instantes, que a mí me parecieron horas, para finalmente coger la mosca –una muddler minnow, que no fue especialmente diseñada para este fin- y después de una dura pelea, más de cuatro kilos de trucha partieron un bajo del veinticinco.


clip_image018


Espero que todos tengáis la oportunidad de vivir algo parecido o mejor.


clip_image020



            Francisco José Vázquez.
            
                     Paco Pepe.

2 comentarios:

  1. Magnifico relato, parece que tengo la caña en la mano.

    ResponderEliminar
  2. I can sit and stare at your beautiful waters all day. Nice post.

    ResponderEliminar