De Ríos y de Truchas. Y de Pesca a Mosca. Y de amigos mosqueros.

Aquí se plasmarán todas esas ideas, sensaciones y vivencias de un pescador a mosca y de su grupo de compañeros.

Su finalidad es tratar de inculcar que la pesca a mosca puede llegar a ser una forma de vida.

Páginas

Competición NO..... Gracias.

miércoles, 14 de febrero de 2018

AGUAS LENTAS O PARADAS...



          Uno de los mayores retos a los que se puede encontrar un mosquero que pesca truchas en rio son las aguas lentas o paradas.



Si a ello le añadimos el hándicap de pescar un rio de aguas limpias y cristalinas donde las truchas nos divisan a distancia la dificultad aumenta exponencialmente.

Hay que ser cauteloso y cuidadoso a la máxima expresión de los conceptos.



Cauteloso en el avanzar sigiloso hasta conseguir el lugar y distancia optima,  avanzando con lentitud, paso a paso y sin arrastrar nuestros pies enfundados en botas con suelas claveteadas por el lecho del rio. Tratando de no proyectar nuestra sombra por delante donde pueda ser divisada por la esquiva trucha.

Cuidadoso con nuestro lance, probablemente nuestra oponente solo nos permitirá un lance y debe ser exacto, exacto en la distancia, exacto en la posada  y en mayor medida en la deriva y todo ello acompañado de la mosca idónea.

No hay lugar para errores.



Empero si el desafío es mayúsculo, subrayado y en negrita son las satisfacciones cuando habiendo hecho todo bien conseguimos engañar una bella princesa de las aguas y conseguimos atraerla a nuestras manos y después devolverla a su hábitat.

Pequeña muestra de todo ello es lo que trato de mostrar en el humilde video objeto estelar de ésta entrada del blog.



Porque dicen que una imagen vale más que mil palabras....

Espero os guste.


                                                    LasmoscasdePaco.

domingo, 28 de enero de 2018

DISFRUTAR DEL LANCE DEL COMPAÑERO...



          En muchas ocasiones he comentado que la pesca a mosca es mucho más que capturar un pez.


Cuando lo expreso en charlas animadas en tertulias, a veces suelo percibir sonrisa socarrona de algún asistente.


Empero esto es así, y sinceramente pienso que quien solo disfruta consiguiendo una tras otra captura o el tamaño mayúsculo de la misma, se está perdiendo mucho de lo que ofrece el rio y de lo que otorga la pesca a mosca.




Hace muchos años, pescaba mano a mano con un mosquero afamado, disfrutando de un buen numero de cebadas de truchas.


En un momento determinado se nos cruzo un Martín Pescador, se poso en una rama seca muy cercana al agua y se dedico a cazar minitallas.


Yo había dejado de lanzar mi mosca a las aguas y contemplaba absorto y maravillado el quehacer de tan buen pescador alado.


Escuche a mi compañero que me decía...


-Paco, tu nunca serás un gran pescador, te entretienes con cualquier cosa. Deja de mirar al pajarito y ponte a lanzar a esas cebadas-


En ése momento, aquellas palabras cuando yo apenas rebasaba la veintena añal calaron profundo y asumí que siempre seria un mosquero mediocre.




Con el paso de los años, de las décadas, comprendí que no era yo el equivocado sino quien proclamo aquella sentencia.


Soy feliz estando en el rio, pesque o no pesque. 

Disfrutando de las múltiples y maravillosas sensaciones que el rio me ofrece.


Soy feliz tratando de derivar mi mosca en el lugar y de la manera que creo conviene, mas allá de que la mosca sea atacada por una trucha.


Soy feliz de acompañar a un amigo y compañero mosquero, observando su quehacer.

Soy feliz de capturas propias y de capturas de mi amigo acompañante.


Ejemplo el que nos ocupa.






 Una tarde de primavera estaba pescando acompañado de Juan y llego Juanma, compañero de terna y cuadrilla, le dejamos espacio a nuestro lado, le indicamos la zona donde habíamos detectado alguna cebada y le observamos en su hacer mosquero. 


Poco tardo en conseguir su primera captura, y tras ella una nueva y remato con una tercera cual pase de pecho final  taurino.




Juan y yo, a su vera, emocionados, no hacíamos sino disfrutar al unísono de los momentos que estábamos viviendo con tanto placer como si fuéramos los que asiéramos la vara mosquera que sujetaban tan bellas capturas.


Lances, momentos, capturas, situaciones. 




Vivencias propias y ajenas que nos ofrece esta maravillosa locura que no es sino la pesca a mosca.


Espero disfrutéis de lo mostrado.



                                         LasmoscasdePaco.

jueves, 25 de enero de 2018

TRICOPTERO EN PLUMA Y PELO...



          Cuando entramos en una tienda de pesca a mosca, o vemos un catalogo u ojeamos una página web siempre se nos van los ojos tras los materiales novedosos que suelen ser en su mayoría materiales sinteticos.

 


A todos nos ocurre y no soy excepción



.

Pese a ello no debemos dejar en el ostracismo a materiales de siempre, de toda la vida que, si están ahí es porque pescaron y pescan con gran efectividad.




Quizás saber conjugar ambos, tradicionales y novedosos sea lo más acertado.





Yo, en esta ocasión os muestro un patrón de montaje de Tricóptero con dos materiales tan tradicionales como la pluma y el pelo conjugado con un toque novedoso como puede ser un Body Quills sintético.






MATERIALES.-

 

Anzuelo recto del número 16

Seda de montaje de color marrón oscuro

Fibra de pluma de buitre

Body Quills sintético Bq-22

Pluma de CDC de color crema

Pelo de ciervo color natural

Indicador Glo-Britte numero 4 color rojo

Pelo de PLA (Pata de Liebre Ártica) teñido en color marrón

 



MONTAJE.-


Afianzamos la seda de montaje sobre el anzuelo


Sujetamos a la vez una fibra de pluma remera de buitre de color natural (herl) y un cabo de Body Quills color caramelo cobrizo



Formamos el cuerpo con el Herl de buitre (podemos observar esas "fibrillas" tan interesantes)


Brincamos el herl de buitre con el Body Quills consiguiendo tintes o segmentaciones de color caramelo


Sujetamos por arriba a modo de bajo-tejadillo una pluma de CDC e igualamos con la seda de montaje el grosor de la parte de obra restante con la del tejadillo


Sujetamos un mechoncito de pelo de ciervo al que hemos igualado por la puntas y con ello conformamos las alas de la imitación de Tricóptero


Colocamos dos pelos de ciervo a modo de antenas


Añadimos un cabo doblado en dos pares de Glo Britte a modo de indicador


Adherimos y trenzamos unos mechones de pelo de Pata de Liebre Ártica (PLA) sobre la seda de montaje


Con el cordón de PLA formamos un falso hackle a modo de tórax


Cardamos el Pla y recortamos los pelos más largos, así mismo cortamos el indicador rojo a la altura elegida, realizamos un buen par de nudos finales y barnizamos las antenas


Vista inferior de la mosca realizada


Vista trasera del montaje realizado


Vista frontal


Montaje finalizado



Las imitaciones de Tricóptero son muy pescadoras tanto ante eclosiones de éstos como sin eclosiones por su poder atrayente y éste montaje en particular se beneficia además de ser muy flotante y con buena visibilidad.





Yo no solo es que siempre lleve imitaciones de tricópteros en mis salidas de pesca, sino que llevo una caja de moscas con tan solo imitaciones de tricópteros.





Espero que disfrutéis tanto realizando el montaje presentado como pescando con él y consiguiendo gratas sensaciones y buenas capturas.



                                            LasmoscasdePaco  

sábado, 13 de enero de 2018

SEPTIEMBRE, UN BUEN MES PARA LA PESCA...



Normalmente septiembre es un buen mes para la pesca de la trucha en la zona centro de esta nuestra piel de toro, ítem mas si a principios de mes nos visitan tormentas y lluvias que hacen florecer eclosiones de insectos que en el tórrido agosto desaparecieron.




No es sencillo, al menos para quien relata pescar, tomar fotos y rodar videos y suele ocurrir que los escenarios más bonitos o las tomas más interesantes ocurren en momentos intentos de posar moscas y se nos olvida cualquier otra cosa que no sea tratar de engañar una bella pintona.

Mas difícil si cabe realizar un montaje con el material video fotográfico tomado al menos para un profano en el tema como es el caso.

Es por ello que estos humildes cortometrajes sufren mil y una crítica muchas de ellas con sorna y mofa... bien pudiera ser que la envidia se encuentre tornasol.



Puede que el mas critico sea yo mismo porque ocurre que en la mayoría de los casos por mucho esfuerzo empleado, tras el visionado tengo la sensación de no haber conseguido transmitir ese pellizco al corazón que me embarga al pescar a mosca en bellos parajes y, razón principal de la obra realizada.

Sea como fuere y como la intención es compartir alegrías, creo que no esta demás volver a exponer ciertos videos y visionarlos con placer.





Es para mí una gran satisfacción mostraros un pequeño montaje en la espera de que disfrutéis de él y os transporten a la vera de los pescadores en la orilla del rio, si fuera así, objetivo logrado.

                                    LasmoscasdePaco.